La restauración de una Mecedora. 1ª Parte

Recuerdo ver en casa de mi tío una mecedora y ese recuerdo junto con otros, fue determinante para adquirir esta pieza. Viendo su estado me puse manos a la obra para darle nueva vida.

Como se aprecia en la foto doble inicial del Antes y Después hay diferencia y ha sido un proceso largo ( más de 2 años) e intenso.

En el primer caso , tras desmontar se comprobó el sistema original de colocación de la rejilla. Esta estaba tejida en la propia estructura del mueble, de hecho el respaldo todavía lo mantenía pero el asiento ya había sido sometido a una primera restauración, pero todavía mantenía los agujeros y restos de paja por los agujeros.

El proceso de decapar fue muy laborioso :

Primero se intento decapar con pistola de calor

más tarde viendo el nulo resultado se empleó decapante químico

En este caso el barniz tampoco se vio muy afectado.

Dentro de este largo proceso de probar para eliminar el viejo barniz se probó con la rasqueta y resultó ser lo más efectivo.

Para acelerar algo el proceso , en algunas zonas se utilizó una lijadora eléctrica,

y en las zonas que no eran lisas se emplearon taco de lija.

Como se aprecia en la imagen anterior alguna zona de la mecedora se veía afectada de carcoma, si bien ya no tenía polilla igualmente se trató con anti carcoma para mayor seguridad.

los agujeros se rellenaron con pasta o cera acorde con la madera y una vez seca se dijo con un taco de esponja.

Por ahora este es el proceso de decapar medio arreglar en otra entrada os contaré los pasos siguientes.

1 Comment
  • Un primer paso que nos has explicado muy detalladamente y que ha sido muy laborioso en el apartado de la decapación. Nos hace ver las mañas que te has gastado para lijar la mecedora y dejarla lista para el siguiente paso.

    26 enero, 2020 at 16:39

Post a Comment

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.