Quiosko de “El Retiro” de Madrid

En esta ocasión os muestro unas imágenes de un kiosko de la música situado en un parque muy conocido, El Retiro de Madrid y nuestra amiga Maribel nos va a ilustrar con sus letras algunas singularidades de este conocido enclave.

“Hasta 1868 el Real Sitio del Buen Retiro fue solo de disfrute real. A partir de entonces fue convirtiéndose poco a poco en lugar de diversión y esparcimiento de los madrileños. En él se ofrecían conciertos, bailes, teatro, espectáculos e incluso se hizo una casa de fieras (preludio de un zoo) así como exposiciones en los palacios que había dentro del parque.

Detrás de uno de estos palacetes, la Casa de Vacas, el ayuntamiento construyó en 1925 un quiosco de música diseñado por el arquitecto municipal Luis Bellido.

Se realizó en lo que llamaron la zona de Recreo del parque y a él se accedía por la puerta de Hernani, que da la puerta de Alcala, y que era de pago por ser particular. Tocaban bandas militares y la Sociedad de Conciertos.

Con el tiempo se sustituyó la cubierta aunque poniendo una similar a la original, así como el alerón y la veleta.

Su planta es octogonal con la típica reja en el perímetro y el techo de madera y metal. Está elevado sobre una base bajo la que hay un almacén con el material de los conciertos y unas escaleras que llevan al estrado y está dotado de unos toldos verticales en sus ocho lados para combatir el sol en verano.

Como nota curiosa os diré que en 1940 Manuel Lillo Torreglosa compuso la marcha Quiosco del Retiro dedicado a los recitales que ahí se celebraban y que hoy en día siguen.”

Sin Comentarios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.