restauracion espejo 6

Un espejo sin alas

Me regalaron este precioso espejo ojo de buey, pero en la parte superior tenía un adorno de un pájaro con las alas desplegadas.

Con este adorno, el espejo, no encajaba en la decoración que yo tenía planteada, por tanto mi intención era retirarlo.

Una vez eliminado el adorno del pájaro alado estaba el reto de rellenar el hueco que quedaba, para ello se barajaron varias soluciones: reproducir en escayola, mediante moldes o realizar un adorno con pasta de modelaje o buscar los adornos en otra pieza y adaptarlos al hueco. Esto último es lo que se hizo.

Conseguí un marco con muchos adornos y con una sierra de marquetería se fue separando curvas con el objetivo de diseñar un adorno que completara el hueco y fuera en armonía con el resto de adornos del espejo.

Como se puede apreciar en esta imagen , después de pensar la mejor forma de disponer las diferentes piezas, se elaboro un diseño que estaba muy acorde a la ornamentación del espejo. Una vez planteado y pegado el añadido se ha pasado a dorarle y después envejecer con betún de judea.

Después de estas intervenciones la modificación que se ha efectuado en este singular espejo está finalizada y el resultado, creo que, ha sido totalmente acertado.

restauracion espejo 6
1Comentario
  • Maribel
    Responder

    Desde luego ha quedado un trabajo perfecto. Si no lo dices, nadie imaginaria que ahí iba una pieza distinta. A mí personalmente me gusta más como está ahora.

    22 marzo, 2019 en 6:40 pm

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.