Mejora Continua

El otro día hablando con una clienta, me transmitía las dificultades para abrochar la pulsera con el tradicional botón formado por una bola facetada y como había optado, por colocarse la pulsera ya abrochada.

Esto me hizo pensar como podía aportar alguna solución . De otras piezas adopté este sistema, es decir la inserción de un cierre con imanes:

En unas pulseras se ha mantenido el botón de bola facetada y en otras añadido una cadenita a modo de cierre de seguridad. El cerramiento con imanes es un resultado de la mejora continua un punto de la excelencia o de la Calidad Total y en este caso, como repercute en el usuario es una mejora orientada al cliente. Idea adaptada de otras con la pretensión de solventar y mejorar su uso.

Sin Comentarios

Deja un comentario